La Guardia Cimarrona: símbolo de resistencia del pueblo negro del norte del Cauca

La Guardia Cimarrona: símbolo de resistencia del pueblo negro del norte del Cauca

     La  Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca [ACONC], en miras al acompañamiento del fortalecimiento de los procesos organizativos de las organizaciones Afros y los Consejos de comunidades negras, inspirados en la defensa del territorio ancestral, la exigibilidad de los derechos humanos, el rescate y desarrollo propio en función del bienestar de la población afrodescendiente, se convierte en el instrumento organizativo del progreso y desarrollo que debe recuperar y a su vez, garantizar la autonomía de dichas comunidades. Es por ello, que a través de la consolidación del palenque del gobierno propio, gobernanza y control social no solo potencia la gobernanza de los consejos comunitarios, sino que lidera pacificas de resolución de conflictos al interior de los territorios. Del mismo modo, el tribunal de ética se ha encargado de velar por la aplicación de las disposiciones del código de ética, conocer, investigar y resolver todas  las situaciones que generan conflictos para establecer cuáles son las posibilidades de solución sin causar fracturas en las dinámicas de relacionamiento  y en la comunidad en general.

    Desde éste punto de vista, la creación de la Guardia Cimarrona es el mayor legado ancestral para cumplir con los objetivos armonizadores mencionados anteriormente; ésta es concebida como la mejor forma de resolver los conflictos entre hermanos, como herencia de la lucha a sangre y coraje que permitió la libertad los pueblos  africanos. Es el mayor tributo que se realiza a los ancestros cimarrones que huyeron armados a sitios montañosos y lugares de difícil acceso, donde construían fortalezas llamadas palenques y conservaban sus costumbres y tradiciones, además, se recata la hazaña de las mujeres al guardar las semillas de distintos productos agrícolas para hacer grandes sembradíos después para el sostenimiento de los hermanos africanos.

     El punto de partida para la creación de la Guardia Cimarrona fue el primer Congreso Nacional del Pueblo Negro Afrocolombiano, Raizal y Palenquero, al que llegaron más de siete mil lideres para conmemorar los 20 años de la promulgación de la Ley 70 y para decidir sobre el destino de todos los pueblos de las comunidades negras.

      La Guardia Cimarrona hace parte del sistema de justicia propia del pueblo negro y  está integrada por un equipo de hombres y mujeres de distintas edades que se han empoderado del territorio en el que se desenvuelven diariamente, un territorio definido no solo como un espacio físico, sino que también hace alusión a las familias, aquellas que son extensas y están  conformadas por el padre, la madre, hermanos y a su vez, por los tíos, primos, abuelos, bisabuelos y hasta vecinos. Incluye también el medio ambiente, las costumbres, las prácticas productivas y las prácticas culturales.

     Teniendo en cuenta la fortaleza del pueblo negro ante un gobierno que posee una justicia única y  ordinaria y que ha desconocido legalmente la fortaleza y la necesidad de la Guardia Cimarrona en los territorios, es preciso mencionar los logros que ésta ha obtenido, entre los cuales se encuentran, la construcción de  reglamentos internos de los Consejos Comunitarios, el reconocimiento de las practicas ancestrales y culturales de justicia propia, el fortalecimiento del control territorial y la Guardia Cimarrona y acciones interétnicas de control territorial y dentro de las apuestas se encuentran, la elaboración de rutas de atención para tipologías de mayor ocurrencia, el fortalecimiento del sistema de alertas comunitarias y el amentar la capacidad de administrar la justicia propia. Es digna de ser reconocida y legitimada a nivel nacional.

     La Guardia Cimarrona “KEKELO RI TIELO PRIETO” _ la autoridad que cuida el territorio del pueblo negro_ en los Consejos Comunitarios y además estudiantiles, teniendo en cuenta,  la necesidad de formar  a los adolescentes y generar empoderamiento por las raíces y el respeto a los ancestros, ha establecido como funciones y metas;  la defensa del territorio, ayudar a conservar la paz y la armonía en los Consejos y en los espacios que ocupan las comunidades negras. Para ello, adoptaron la técnica de la esgrima, que es un arte ancestral de la comunidad negra y la práctica se mantiene como parte de la identidad, del proceso cultural y ancestral de libertad, pero también de resistencia en los territorios de las comunidades. De igual manera ésta les permite fortalecer las capacidades de respuesta ante situaciones de emergencia y la prevención de riesgos a los que constantemente están expuestos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *